Te has preguntado, ¿cómo la alimentación puede prevenir una enfermedad como el cáncer? De muchas formas, pues los profesionales de la carrera de Nutrición pueden coadyuvar a través de planes nutricionales para conservar y recuperar nuestra salud.

De acuerdo con la Organización de la Salud, un tercio de los fallecimientos por cáncer se debe a los cinco principales factores de riesgo dietéticos y conductuales.

Específicamente, estos factores son el índice de masa corporal elevado, la ingesta reducida de frutas y verduras, falta de actividad física, consumo de tabaco y consumo de alcohol.

Además, el cáncer en órganos como bazo, ganglios, timo, hígado, médula ósea y estómago son los que más muertes causan en la población mexicana.

Por eso entender, ¿cómo logran los nutriólogos hacer disminuir el riesgo de padecer cáncer? es muy importante y al estudiar la carrera de Nutrición, podrás adquirir conocimientos específicos que ayuden a prevenir esta y muchas otras enfermedades.

¿Quieres saber de qué se trata? No dejes de leer.

1. Proponen dietas sanas y balanceadas

Los nutriólogos entienden que ningún tipo de alimento, por sí solo, aporta los nutrientes que necesita el organismo humano en las cantidades necesarias. Y también saben que existen muchos alimentos que son cancerígenos.

Por eso, estos profesionales aconsejan tener una dieta variada que ayude a sus pacientes a consumir distintos grupos de alimentos en las proporciones adecuadas, con el fin de evitar el consumo excesivo de productos que activen las células cancerígenas en el organismo.

El secreto está en cuidar que exista un equilibrio y los nutriólogos son especialistas en calcular y medir las proporciones de lo que debes y puedes comer. Esto lo logran mediante la pirámide de alimentación.

Los nutriólogos saben que los alimentos más favorables son los hidratos de carbono o azúcares y por eso son la base de la alimentación que recomiendan para evitar enfermedades como el cáncer y disminuir las posibilidades de tener obesidad.

Este tipo de nutrientes deben suponer el 50‐60% de las calorías totales que se consumen de forma diaria, mientras que las grasas no deben superar el 30% durante cada mes en la dieta de las personas.

Para que conozcas de manera más específica cuáles son los mejores alimentos que puedes consumir para evitar el cáncer, se trata de:

I. Alimentos favorables

Frutas y verduras como el brócoli, la zanahoria, la col, el rábano, el jitomate, las fresas y frambuesas, los arándanos, las uvas, la piña y la toronja puedes comerlas cualquier día de la semana en grandes proporciones, porque su composición calórica está compuesta por azúcares naturales.

De la misma forma el limón, la guayaba, el mango, la papaya, las alcachofas, la cebolla, el aceite de oliva virgen y el ajo crudo son alimentos que puedes consumir diariamente.

Las legumbres son otros alimentos que aportan beneficios y ayudan a prevenir el cáncer. Algunas de las que puedes comer son lentejas, soja y cereales como arroz integral y quinoa.

II. Alimentos que aumentan las probabilidades de padecer cáncer

Existen muchos. Lo ideal es que los evites para reducir el riesgo de sufrir enfermedades graves como el cáncer, se trata de las bebidas alcohólicas, las grasas saturadas como el tocino, los embutidos, la carne roja, la margarina, la nata y las frituras.

También los alimentos con exceso de proteínas de origen animal, la sal, la azúcar refinada, aceites comerciales, productos ahumados, harinas refinadas, benzopirenos (que es la parte tostada de los alimentos fritos o asados), parrilladas, especias, marisco, y repostería.

2. Ayudan a evitar la obesidad

Una de las principales maneras que tienen estos profesionistas de prevenir el cáncer es ayudando a sus pacientes a evitar y combatir la obesidad.

Resulta que el exceso de peso es un elemento de alto riesgo que aumenta las probabilidades de padecer cáncer, según han investigado científicos mediante el estudio que han tenido desarrollo de determinados tumores malignos.

Así lo indica una reciente investigación del Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer, que sostiene que el exceso de grasa en el organismo puede llegar a causar hasta 12 tipos de enfermedades cancerígenas distintas.

Dicho estudio explica que los tipos de cáncer que se han diagnosticado de manera más común en pacientes obesos son:

  • Boca.
  • Pulmón.
  • Estómago.
  • Páncreas.
  • Vesícula.
  • Hígado.
  • Colon.
  • Mama.
  • Próstata.
  •  Riñón.
  • Ovarios.

¿Qué pueden hacer los nutriólogos al respecto? Estos profesionales promueven y divulgan conocimientos higiénico-dietéticos acordes con el estado de salud, así como de la situación socioeconómica y cultural de la comunidad para invertir en programas de nutrición y alimentación.

Eso significa que los nutriólogos guían a sus pacientes para evitar y hacer desaparecer la obesidad, y con ella el riesgo de padecer algún tipo de cáncer.

3. Alertan sobre el consumo excesivo de alcohol

Los nutriólogos siempre hacen hincapié en que el consumo excesivo, e incluso moderado, de alcohol durante años representa muchos riesgos para la salud.

Específicamente cuando se trata del cáncer, debido a que científicos han desarrollado investigaciones que indican que la ingesta de alcohol está directamente relacionada al aumento en las probabilidades de padecer distintos tipos de esta enfermedad.

Lo más interesante es que no tiene importancia cuál es la bebida alcohólica que se consume, puede ser vino, cervezas, ron o cualquier otra que tenga grados de porcentaje de etanol (principal componente del licor)

¿Cuáles son los tipos de cáncer más comunes en personas que consumen altas cantidades de alcohol durante años?

  • Cánceres de cabeza y cuello, en particular cánceres de la cavidad oral (boca), faringe (garganta) y laringe.
  • Cáncer de hígado.
  • Cáncer de esófago.
  • Cáncer de mama.
  • Cáncer colorrectal.

Otro aspecto interesante es que las partes del cuerpo más propensas a generar células cancerígenas son zonas que se ven obligadas a entrar en contacto de manera directa con las sustancias. Como sucede con el esófago, la boca, el hígado, la garganta, faringe y laringe.

El aumento de las probabilidades de sufrir cáncer por estas bebidas se debe a 2 químicos que pueden dañar el ADN de las células saludables:

  • Etanol.
  • Acetaldehído, que se fabrica cuando el alcohol es digerido por el cuerpo.

La labor de los nutriólogos es fundamental en la prevención del cáncer y otras enfermedades graves que pueden padecer los seres humanos.

Eso quiere decir que si estás interesado en cursar una licenciatura que te permita apoyar la salud de las personas, entonces la carrera de Nutrición es una gran opción.

¿Te pareció interesante el contenido o tienes alguna duda? No dejes de escribirnos en el espacio de comentarios.

 

licenciatura en Nutrición