Hacerte rico es un sueño que puedes volver realidad, si sabes tomar las oportunidades que se te presenten. Sin embargo, no debes pensar que éstas son sólo rachas de suerte como ganarse la lotería. La oportunidad, dicen, debe encontrarte trabajando y para respaldar esta afirmación, te traemos ejemplos de empresarios mexicanos que han logrado un puesto en la lista de millonarios del mundo.

1. Arturo Elías Ayub: licenciatura en Administración de Empresas

Deportes, medios de comunicación, tecnologías de la información: un abanico de actividades populares se incorporan al currículum de Arturo Elías Ayub, un profesional que decidió formarse en la licenciatura en Administración de Empresas para capacitarse y potenciar sus habilidades de liderazgo y negocios.

Y es que estudiar es una de las maneras más efectivas de canalizar y perfeccionar los talentos, como es el caso de este protagonista de directivas corporativas, quien se abrió paso y logró escalar posiciones relevantes en empresas de la magnitud de Claro, América Móvil, Telmez, Telcel y Uno TV.

 2. Ana Victoria García: licenciatura en Mercadotecnia

No es nada fácil ser parte del listado de la revista Forbes como persona rica y poderosa. Menos fácil aún, ser citada así, ¡dos veces!

Pero, nada es imposible para una mexicana luchadora y emprendedora como Ana Victoria García, quien cuenta con el título profesional de licenciada en Mercadotecnia e hizo un postgrado en Administración y Negocios.

Sus logros los ha basado, por supuesto, en su gran talento emprendedor, con el cual supo aprovechar de manera espectacular su capacitación académica relacionada con herramientas de las tecnologías de la información para apoyar sus proyectos e ideas.

Esta empresaria destaca por su apoyo a proyectos emprendidos por mujeres, trabaja impulsando la igualdad de género y es un esclarecedor ejemplo de cómo actitud y preparación se conjugan para hacer los sueños realidad.

3. María Asunción Aramburuzabala: licenciada en Contaduría Pública

Hay muchas historias de personas que han heredado fortunas que no han sabido aprovechar. Sin embargo, la mayoría de las personas sí se preparan académicamente para incorporar su esfuerzo y talento a su patrimonio.

Un ejemplo de esto es la empresaria María Asunción Aramburuzabala, quien cursó la carrera de Contaduría como parte de su preparación para la vida empresarial.

Dicha formación le ha permitido mantener y aumentar su capital y destacar en diversos ámbitos del mundo de los negocios, desde áreas tan distintas como la cervecería y la moda, pasando por los bienes inmobiliarios y el desarrollo tecnológico.

Como ves, el paso por la universidad te abre puertas para perfilarte como una persona exitosa económicamente sobre la base de la capacitación y el perfeccionamiento de tus talentos, pero además te permite relacionarte y conocer personas que más adelante pueden ser parte de tu networking para conseguir oportunidades de ascenso y triunfo.

¿Te dieron ganas de emprender con más dedicación tu preparación profesional? Pues no decaigas y entérate de más. Para ello, te invitamos a leer nuestro artículo ¿Cuánto puede ganar un contador público?