¿No pasaste el examen de admisión a la universidad pública? De ser así, es posible que te sientas un poco disgustado o preocupado,pero la realidad es que no tienes nada que temer.

Si bien lo ideal era que aprobaras, aún tienes muchas alternativas y formas para acceder a la educación y allí entran en juego las instituciones académicas privadas.

Existen 3 factores fundamentales que hacen de estas instituciones tu mejor opción para seguir adelante.

¡Sigue leyendo y descúbrelos!

1. Educación de calidad y reconocida

Una de las razones por las que no debes dudar en acudir a la educación privada es que, al igual que la pública, cuenta con reconocimiento de la SEP.

Específicamente, sus programas académicos cuentan con el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (RVOE), que garantiza que son de calidad y actualizados.

Así, al graduarte no tendrás problemas para tramitar tu cédula profesional y contarás con una gran credibilidad ante los potenciales empleadores.

2. Oportunidades de becas o sistemas de pago flexibles

Sí, sabemos que entre la educación pública y la privada, cuando se trata de universidades, la diferencia de la inversión es significativa.

Sin embargo, esto no significa que las universidades privadas son exclusivas de personas con un gran poder adquisitivo.

La realidad es que estas instituciones ofrecen sistemas de pago flexibles que se ajustan a los bolsillos de los jóvenes que buscan un futuro mejor a través de la educación profesional.

Incluso, las mejores universidades privadas del país cuentan con sólidos programas de becas que benefician a cientos de personas todos los años.

Estas becas buscas premiar talentos académicos, deportivos, artísticos y de otros ámbitos.

También, están dirigidas a jóvenes de los sectores poblacionales más vulnerables.

3. Horarios ajustados a la realidad de cada estudiante

Que no puedas acceder a una beca no significa que tus oportunidades de estudiar una carrera hayan desaparecido.

Y es que esta clase de instituciones te proporcionarán un horario y método de estudio ajustado a tu agenda, para que puedas trabajar y generar ingresos a la par que te capacitas.

Si actualmente tienes un empleo a tiempo completo, tu mejor alternativa son las Licenciaturas Ejecutivas y las carreras en línea.

En caso de que elijas la primera alternativa, tan sólo deberás asistir a la universidad los fines de semana, mientras que en la segunda todas las clases las podrás tomar desde la comodidad de tu hogar y oficina.

Entonces, ¿ves que sí hay posibilidades más allá del examen de administración de una universidad pública?

¡Ya sabes! Empieza a investigar sobre la oferta educativa privada y encuentra la mejor alternativa para ti.

¿Te pareció útil este consejo para superar el tropiezo en el examen de admisión? Si tu respuesta en “sí”, llegó la hora de que conozcas los consejos y pasos que te ayudarán a acelerar tu crecimiento profesional y construir un mejor futuro, así que no te pierdas el siguiente material:

13 formas en las que puedes mejorar tu desarrollo profesional.