Complacer a comensales exigentes no es tan complicado como piensas. Existen recetas fáciles y rápidas que pueden ofrecer una excelente y mágica experiencia gastronómica.

¿Te gustaría conocer alguna de éstas? Si te parece una buena idea, ¡estás en el lugar indicado! Precisamente, en este artículo te enseñaremos cómo preparar 4 platillos suculentos y, a la vez, sencillos y prácticos.

1. Pechugas de pollo con crema de cilantro

Las recetas fáciles y rápidas son aquellas que no demandan ingredientes difíciles de conseguir y, en cambio, se preparan con alimentos y productos que solemos tener en casa.

Un muy buen ejemplo de ello es esta receta, pues para prepararla sólo necesitarás 8 pechugas de pollo, 2 tazas de cilantro, ¼ de cebolla, 3 cucharadas de mantequilla, 2 tazas de crema y 3 cucharadas de harina.

También requerirás de sal, pimienta negra en polvo y cualquier otro condimento de tu agrado.

Con todos estos elementos en mano, podrás realizar un delicioso banquete para hasta 6 comensales.

En cuanto a la preparación, ¡también es muy sencilla! Para empezar debes cocinar las pechugas en agua hervida junto con parte de la cebolla, sal y pimienta.

Luego, licúa el resto de la cebolla junto con la crema, el cilantro y el caldo que haya quedado tras cocinar las pechugas de pollo.

Es importante que obtengas una salsa compacta, así que sólo utiliza un poco de caldo.

Mientras trituras, derrite mantequilla en una sartén, a fuego lento, y remueve junto con la harina.

Después añade la salsa de cilantro y espera unos 5 minutos o hasta que hierva (aquí puedes agregar nuevamente sal y pimienta al gusto).

Finalmente, corta las pechugas de pollo en rebanada y báñalas, de forma delicada, con la salsa de cilantro.

Esta deliciosa preparación de pollo puede acompañarse con ensaladas ligeras o puré de papa.

2. Papas con longaniza en chile morita

Combinar papas y longaniza en una misma receta trae muy buenos resultados. ¡Ya lo verás!

Este platillo demanda una lista de ingredientes un poco más larga que la anterior, pero su preparación es igual de sencilla. Específicamente, para preparar 4 porciones necesitarás:

  • 3 papas de buen tamaño
  • ¾ de kilo de longaniza en trozos (que esté muy fresca)
  • ½ kg de tomate
  • 2 chiles morita
  • 1 diente de ajo
  • 2 tazas de caldo de pollo
  • ½ cebolla en cubos pequeños
  • Cilantro picado
  • Sal y pimienta al gusto

Una vez que tengas todos estos ingredientes, hierve los tomates, la cebolla, el ajo y el chile morita, para que luego licúes todo junto con el caldo de pollo.

Por otro lado, dora los trozos de longaniza durante un par de minutos y retira. En la misma cacerola, saltea la cebolla y agrega sal y pimienta junto con la salsa preparada anteriormente.

Espera unos 5 minutos, o hasta que hierva la salsa, e incorpora la longaniza y las papas, previamente cocidas. Cocina durante 15 minutos.

¡Eso es todo! Puedes servir esta rica preparación junto con frijoles negros. Si quieres que cada plato tenga una presentación llamativa, decóralos con cilantro picado.

3. Champiñones a la carbonara

Cuando se trata de recetas fáciles y rápidas que sean dignas de la alta cocina, ésta es una de las mejores alternativas.

Con 16 champiñones grandes, 150 gr de jamón, 200 ml de nata líquida, aceite de oliva extra virgen, 1 cebolla y sal, pimienta y nuez moscada al gusto podrás preparar este delicioso platillo para aproximadamente 4 personas.

Aunque puede valorarse como una exquisitez, es realmente sencillo elaborar esta receta.

Simplemente, limpia muy bien los champiñones para eliminar residuos de tierra. También debes quitar los tallos.

Toma los tallos, únicamente, y saltéalos en una sartén junto con cebolla picada. Añade el jamón cocido, sal y pimienta, y remueve un par de minutos.

Después, agrega la nata y deja reducir, hasta que la salsa tenga una consistencia cremosa.

Mientras se reduce la salsa puedes preparar los champiñones a la plancha, dorándolos por ambos lados.

Para terminar, retira los champiñones e incorpora una cucharada de salsa sobre cada uno. Si gustas, espolvorea con un poco de perejil.

¡No olvides servirlos antes de que se enfríen! ¡Buen provecho!

4. Entomatadas

Si decides profesionalizarte en el mundo gastronómico o dentro de tu grupo de amigos siempre eres el encargado de cocinar, eventualmente te encontrarás con personas que son poco tolerantes al picante.

En ese caso, ¡no te preocupes! Existes muchas recetas fáciles y rápidas que permiten sustituir el picante sin restar sabor y un ejemplo de ello son las entomatadas, que no son más que enchiladas sin chile.

Sí, parece un poco extraño, pero ya verás que esta receta tiene mucho sentido y es deliciosa.

Si quieres preparar suficientes entomatadas para 3 o 4 adultos, reúne 12 tortillas de maíz, ¼ de kg de queso fresco desmoronado, 3 cucharadas de aceite vegetal, 1 cebolla blanca, 2 dientes de ajo y, por supuesto, tomate, específicamente 1 kg.

Para iniciar, coloca los tomates en una olla mediana junto con el ajo y cúbrelos en agua, para que cocines a una temperatura media alta durante 20 minutos o hasta que estén blancos y cocidos.

A la par y en otro recipiente, mezcla muy bien el queso junto con la mitad de la cebolla.

Cuando estén cocidos los tomates y el ajo, licúalos hasta obtener una salsa tersa y fina, que luego agregarás a una sartén caliente en la que ya hayas dorado la otra mitad de la cebolla.

Para que los tomates pierdan acidez debes dejar hervir esta salsa y espera al menos unos 10 minutos.

Mientras esperas, sofríe rápidamente las tortillas por cada lado y colócalas en toallas de papel para que el exceso de aceite sea absorbido.

Por último, sumerge cada tortilla en la salsa, mojándolas por ambas caras, ponles una cucharada de la mezcla con queso y cebolla, y dóblalas.

Antes de servir puedes rociar sutilmente con más queso y cebolla.

¡Muy bien! Ya conoces 4 recetas fáciles y rápidas, que te demandarán muy pocos minutos de tu tiempo.

Si te llama la atención preparar platillos como estos, e incluso algunos más complejos, ¡tal vez hay un Chef dentro de ti! En ese caso, ¿por qué no valoras estudiar la carrera de Gastronomía?

Gracias a esta licenciatura aprenderás sobre técnicas culinarias y, además, adquirirás herramientas gerenciales que te permitirán gestionar eficazmente negocios del giro de alimentos y bebidas.

¿Te gustó este material? Ya que mencionamos a la carrera de Gastronomía, echa un vistazo a este otro contenido para que sepas por qué conviene estudiarla:

5 beneficios de estudiar Gastronomía

Powered by Rock Convert