Con las condiciones mundiales actuales, derivadas de la pandemia y el confinamiento tan prolongado, si no eres un estudiante activo, es posible que hayas detectado que algunas o todas las cosas que te has propuesto estudiar a distancia, te están tomando demasiado tiempo, incluso tus estudios de Bachillerato es posible que te estén costando más trabajo que antes. Y tienes razón.

Queremos compartirte algunas razones por las que el aprendizaje lento, generalmente, se asocia con nuestra capacidad de concentración, nuestra mentalidad y nuestra actitud hacia el aprendizaje, que propiamente con nuestra capacidad natural para aprender.

En Aliat Universidades sabemos que este periodo de largo confinamiento ha sido un reto para nuestros estudiantes, para los de Bachillerato con mayor razón, por ello te alertamos de estas cuatro razones para que las identifiques y logres mejorar tus procesos para estudiar a distancia.

Lo que debes evitar

  1. Falta de enfoque

Enfocarse es clave para aprender. Si no prestas toda la atención en lo que estás intentando aprender, el resultado positivo será más difícil y más lento.

Una vez mejorado el enfoque, notarás lo rápido que puedes internalizar nuevos conocimientos y habilidades: no te distraigas. Pero ¿cómo puedes mejorar tu enfoque?: estudia en un lugar tranquilo, sin ruido, sin distracciones, evitar las multitareas, reservar tiempo específico para estudiar, aliméntate bien, duerme suficiente e hidrátate adecuadamente.

  1. Tu mentalidad y tus creencias

Nuestra actitud hacia el aprendizaje influencia nuestra capacidad, la beneficia o la afecta. Por ejemplo, personas con una mentalidad fija, poco flexible, tienden a pensar en términos de sí o no, lo que genera bloqueos mentales que obstaculizan su progreso.

Por otro lado, las personas con una mentalidad flexible, en expansión, creen que pueden desarrollar y mejorar sus habilidades, como resultado, lo hacen si están motivadas y trabajan duro para mejorar.

  1. Expectativas poco realistas

Siempre que queremos aprender algo nuevo o estudiar temas difíciles podemos asumir que el aprendizaje se desarrollará sin problemas. La realidad es que el aprendizaje a veces es frustrante, estresante y lento. No olvides esto, las cosas nuevas llevan más tiempo que lo conocido, sé realista al respecto.

Pero si se te están dificultando algunos temas o habilidades nuevas quizá es tiempo de cambiarlas, revisar nuevamente esta nota y enfocarte más, tampoco es sano pensar que simplemente no se es capa porque eso afecta los resultados y la motivación para aprender.

Entonces, sé consciente de tu mentalidad, mantén tus expectativas bajo control y sé realista respecto del tiempo y la energía que te llevará aprender. Es más importante comprometerte con tu proceso de aprendizaje que bloquearte frente a tus expectativas no cumplidas.

  1. Considerar el aprendizaje previo

¿Quién crees que aprenderá a nadar estilo mariposa más rápido, alguien que ya es clavadista y sabe nadar o alguien que nunca ha probado los deportes acuáticos?

El aprendizaje previo afecta la rapidez con la que aprendemos algo nuevo, por ello un clavadista podrá transferir algo de su conocimiento en deportes acuáticos a la nueva tarea del estilo mariposa, no así alguien que se adentre por primera vez a la alberca.

Entonces, recuerda, siempre te será más fácil y rápido aprender algo acerca de lo cual tienes nociones o conocimientos previos que algo completamente nuevo. Así que más que lentamente puedes estar en una curva de aprendizaje normalmente laboriosa y tardada, ten paciencia al respecto.

En Aliat Universidades estamos conscientes de las posibles dificultades que puedes estar enfrentando al estudiar a distancia, así que esperamos que esta nota te sea de utilidad para mejorar tus procesos individuales y colaborativos al aprender algo nuevo. ¡Mucho éxito!

Agradecemos a la Mtra. Érika Aydeé Hernández Jiménez, del área de Publicaciones Académicas de la red Aliat Universidades, por la elaboración de este artículo.

También te puede interesar: ¿Por qué hacer mi bachillerato en ETAC?