Si en estos momentos te has planteado la pregunta: por qué estudiar una maestría es importante, entonces te encuentras en un buen camino para impulsar tu carrera profesional.

Al tener una licenciatura y experiencia laboral, todo profesional se da cuenta que hay un momento en el que ya conoce ciertas áreas y que para avanzar debe especializarse mucho más.

Por eso, si aún sigues en la búsqueda de más razones por las cuales sería buena idea estudiar una maestría en estos momentos, no dejes de leer este artículo.

¿Por qué estudiar una maestría?

¿Te has detenido a pensar qué vigencia tiene el conocimiento que adquiriste en la carrera?, ¿por cuánto tiempo las empresas estarán interesadas en lo que sabes? y, sobre todo, ¿qué te distingue de los egresados que, como tú, terminaron esa misma carrera?

Si lo que deseas es seguir aprendiendo y aumentando tu valor como profesional, lo que necesitas es considerar el estudiar una maestría.

La educación superior ha incrementado en México, de un porcentaje de 16 registrado en 2008, a uno de 23% tan sólo para 2018.

Esto indica que el campo profesional cada vez es más competido, lo que amerita considerar continuar con una especialización que te dé elementos para sobre salir de entre los demás candidatos y crecer como profesional.

Al estudiarla tendrás diferentes ventajas, aquí te compartimos las más relevantes:

1. Mejorar tus ingresos

Bien, si eliges especializarte en un área específica de tu carrera a través de una maestría, entonces tendrás varios beneficios.

Uno de ellos es que, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), podrás incrementar las posibilidades de obtener trabajo, pues a mayor preparación la tasa de empleo incrementa.

La tasa de empleo que tienen las personas que estudian una maestría es de 85%, por encima del que tienen las personas con licenciatura que es de 81%, indicó el OCDE en su informe de 2019, “Una mirada a la educación”.

Otra ventaja es el salario, según el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), al contar con mayor especialización los profesionales pueden incrementar las posibilidades te tener un mejor pago por sus servicios.

Por ejemplo, el IMCO indica que las carreras de salud son las tercer mejor pagadas en nuestro país y si eliges una especialidad como Salud Ambiental o Salud en el Trabajo y Sistemas de Salud el incremento del salario sería de alrededor de 150% comparado con el que un licenciado obtiene.

Interesante, ¿no?

2. Incrementa tu red de contactos

Este es otros de los beneficios de decidirte por estudiar una maestría, ya que conocerás nuevas personas y, sobre todo, estos nuevos amigos se encuentran dentro del área en la que te quieres desarrollar.

Por lo que es importante que aproveches e incremente la red de tus contactos con tus compañeros de clase, ya que alguno de ellos podría invitarte a trabajar o incluso hacerse tu socio para emprender en algún proyecto.

3. Desarrollo de habilidades y conocimientos

Muchos programas de maestría te ofrecen una formación integral en la que no sólo te especializarán en el área que deseas, también te ayudarán a desarrollar habilidades para que seas capaz de cubrir un puesto gerencial.

Algunas de estas habilidades son el liderazgo, toma de decisiones, inteligencia emocional, resiliencia, entre otras.

Además, si en estos momentos decides estudiar tu maestría hay una habilidad que podrás perfeccionar: el manejo de plataformas digitales.

Sin duda, existen universidades que cuentan con las plataformas más actualizadas y usadas en el mundo de corporativo para que sus estudiantes realicen sus estudios en línea, por el tema de la pandemia.

Esto te dará una ventaja competitiva, pues no sólo te especializarás en un área y adquirirás competencias gerenciales, también manejarás plataformas que usarás en tu vida laboral que en muchas empresas, actualmente, es a distancia.

Así que al estudiar una maestría ampliarás y profundizarás tus conocimientos profesionales,  tendrás acceso a estudios de vanguardia que podrás aplicar en tu trabajo y destacar innovando con investigaciones recientes.

También, desarrollarás un pensamiento crítico, ya que aprenderás con métodos teóricos que podrás llevar a la práctica y te ayudarán a ampliar tus perspectivas para resolver problemas y avanzar en tus campos de estudio.

Estudiar una maestría es una inversión

Bien, ahora ya conoces el por qué estudiar una maestría es importante, pero si aún te preocupan algunas cosas como los horarios y el tiempo que debes invertir para cursarla, no debes considerarlas como una barrera.

Existen muchos programas de maestría que están pensados en las personas como tú, que requieren tiempo para trabajar y también para su familia. Por tanto, busca universidades que tengas programas flexibles y que se adapten a tus tiempos.

En cuanto a la duración de la maestría, esto debe ser algo que no debe quitarte el sueño, pues a comparación de los programas de licenciatura, los de las especialidades suelen durar 2 años.

En definitiva, la maestría es una inversión en tiempo y dinero que te generará en un futuro cercano muchas satisfacciones, no sólo profesionales, también personales.

Si te gustaría explorar opciones de especialización, entonces no dejes de leer el siguiente artículo:

7 programas de posgrados y especialidades que puedes estudiar