El bachillerato es una de las etapas más importantes de nuestras vidas; coincide con la adolescencia donde cada estudiante define su carácter, forma de ser y la persona en que se convertirá al cumplir la mayoría de edad. Es una fase intermedia, entre la niñez y la adultez que marca de por vida, en ella nos arraigamos y logramos sentir pertenencia con los amigos y nuestra escuela.

La elección de escuela es muy importante, debe cumplir con nuestras expectativas de vida y contexto que nos rodea y en el que queremos estar a futuro.

Por ello, el bachillerato ETAC es una gran oferta educativa que propone una formación integral y potencia las habilidades de cada estudiante en diferentes áreas de conocimiento, desde las ciencias sociales y humanidades, hasta la lógica-matemática y el desarrollo físico.

Universidad ETAC ofrece diversas posibilidades de conocimiento y desarrollo personal que facilitan definir tu vocación profesional y personal.

¿Cómo es el aprendizaje en nuestro bachillerato?

Es vanguardista, nuestro bachillerato está diseñado y actualizado para el presente, donde la tecnología es central; ya que la pandemia nos ha marcado como sociedad y la enseñanza es híbrida: presencial y virtual. Por ello, el estudiante tiene la flexibilidad de tomar clases físicas o a distancia.

Contamos con tutores y profesores, una plataforma temática y de seguimiento de actividades con acceso permanente para el alumno.

En la preparatoria se prioriza la formación integral; para ello se ofrecen actividades lúdicas y recreativas, como concursos estudiantiles que van del arte a las matemáticas.

Los espacios de estudio son muy importantes para generar un ambiente agradable, por lo que contamos con instalaciones adecuadas, limpias y en excelentes condiciones para impartir clases. La biblioteca, aulas, laboratorios y otros lugares favorecen la enseñanza. La preparatoria es un espacio de convivencia que debes conocer y vivir para que sea inolvidable.

 

 

También podría interesarte leer: Las mejores ofertas académicas de bachillerato para tus hijos 

En ETAC, jugamos mientras aprendemos

En la preparatoria reforzamos conocimientos previos y aprendemos otros, se lidia con tareas, profesores, el reglamento institucional y horarios extensos de trabajo. Entonces, ¿cuál es la parte divertida? Los espacios de recreación como la cafetería, las canchas, los amigos, todo ello hará tu día diferente y entretenido.

Al bachillerato vamos a estudiar, pero también es divertido llegar y saludar a tus compañeros, contarles acerca de tus días, planear la salida a la cafetería, compartir gustos por la moda, la música y los pasatiempos, jugar entre clases y recesos, correr por los pasillos y disfrutar los comentarios y bromas espontáneos, armar un grupo de amigos incondicionales que te acompañará en las buenas y en las malas.

Cuando vamos a la preparatoria terminas con el aburrimiento de estar en casa y estás alegre todo el día porque sabes que perteneces a una institución que vale la pena y que en ella están tus amigos. Porque el bachillerato te brinda ese espacio de estudio, pero también de distracción y diversión.

 

 

Podría interesarte leer: La importancia del curso propedéutico en el bachillerato 

 

 

Relacionarnos nos alegra la existencia

La preparatoria nos ayuda a encontrar nuestra vocación personal y profesional, conocemos estudiantes que serán trascendentes en la vida, profesores que nos motivarán e influirán en la toma de decisiones vocacionales. Siempre existirán compañeros y profesores que te impulsarán a seguir adelante y te harán muy agradable e interesante el día a día.

Entonces, recuerda, el bachillerato en Universidad ETAC es el espacio donde puedes encontrar conocimiento, juego y relaciones con muchas personas; es tu oportunidad de conocer una gran opción educativa. Acércate y conócela, seguro no te arrepentirás.

Autor: Víctor Manuel Fuentes Olivares, docente de Bachillerato en Universidad ETAC, Campus Chalco